Las rutinas en los niños ¿funcionan?

Los niños de hoy en día necesitan tener una rutinas establecidas por sus padres en su día a día. Con esas rutinas, los niños aumentan su seguridad en sí mismos, son más responsables y más participativos en casa. Las rutinas a los niños les ayudan a sentirse bien y a los padres nos ayuda a una mejor organización en casa.

juego de mesa

¿Por qué ayudan las rutinas a los niños?

Con las rutinas los niños ven que sus esfuerzos son recompensados y se motivan para ir mejorando esas rutinas día a día. Si eres de esos padres que se desespera porque su hijo tarda mucho en lavar los dientes, que sepas que con las rutinas es muy probable que ese ritmo se vea reducido y el niño mejore. Lo mismo para las comidas, si el niño sabe que se cena a las 8 y asimila que es siempre esa hora, es mejor que otros que cenan a las 20, a las 22 o a las 23 horas. A veces puede dar pereza, pero a continuación explicaremos por qué las rutinas hacen que todo funcione con mucho menos esfuerzo para los padres.

Las claves de las rutinas para los niños

Aunque los niños son maravillosos en todas las casas, o en la mayoría, muchas veces resulta complicado pedirles que hagan algo, pero OJO porque las RUTINAS FUNCIONAN!!!!

Con las rutinas se acaba el justificar por qué tienen que hacer algo

Es lo que hay que hacer cada día a esa hora y punto. No estas obligando a tu hijo a nada, es lo que hay que hacer, es la rutina. Tienen que saber que a esa hora todos los días cenan, lavan los dientes, hacen pipi, leemos el cuento y se van a la cama. Nada más, y nada menos 😉

La responsabilidad e independiencia de los niños

Todos los niños quieren ser mayores, cada vez a edades más tempranas (pobres, ya se darán cuenta que la infancia es preciosa). La independencia de algunos niños de 3 años es increíble, aunque no en todos. Las niñas de 5 años ya son super mayores y hacen todo ellas solas. Y así con muchas edades. Los niños quieren sentir que son responsables, que aprenden el proceso, que entienden la rutina y que evolucionan con ella. Eso, para los padres es genial.

Trabajo en equipo

Se sabe que después de ese último capítulo de Pepa Pig, hay que ir a la ducha. Saben que cada fin de semana nos levantamos y desayunamos todos juntos. Saben que los sábados hay pizza y peli, y también saben que a las 21 horas como muy tarde, hay que ir a la cama.

Ejemplo de rutina: la lectura del cuento cada día

Alguno de los cuentos favoritos de los niños sobre el monstruo de colores. Les encanta el cuento del monstruo de colores.

Ejemplo de rutina 2: el desayuno con su taza favorita.

Las tazas de los monstruos de colores les encantan y como tengan pocas, van a querer tenerlas siempre listas para utilizar en su desayuno ¿no os pasa papis? Muchos padres tienen más de 1 por niño 😉

Conclusión sobre las rutinas en los niños

Las rutinas en los niños son muy necesarias y aplicándolas ellos funcionan mejor. De hecho, cuando en periodos estivales incumplimos las rutinas (la fiesta del pueblo, la locura del verano, las vacaciones) la mayoría de los niños se revolucionan y si duermen menos: están insoportables, no son los mismos y se sienten un poco perdidos. Ojo, a los mayores nos pasa un poco lo mismo, pero eso daría para otro post.

Los niños agradecen la rutina y mejoran cada día. Muchos padres las utilizan y les funcionan. Y vosotros, ¿la habéis probado?

Por último, os dejo un enlace a un video de hábitos y rutinas para los niños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: